Web del
Doctor José Perea

Motilidad Ocular  y  Estrabismos
Investigación y Docencia

cápsula de Tenon

Buscar Términos dentro del Diccionaro (puedes emplear expresiones regulares)
Empieza por Contiene la palabra Término ExtacoSuena como
Todos A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Término Definición
cápsula de Tenon

Descrita por Jacques René Tenon en 1806. Membrana fibroelástica especial, cóncava hacia delante, que fracciona la órbita en dos compartimentos: uno anterior (en el que queda alojado el globo ocular) y otro posterior (donde se ubican el nervio óptico, el ganglio oftálmico, los músculos oculares, los vasos, los nervios sensoriales, motores y sensitivos, y la grasa orbitaria). Esta membrana aponeurótica, envolviendo al globo ocular en su concavidad desde el limbo esclerocorneal, separa el ojo en su derredor de los tejidos blandos circundantes.

Presenta dos capas perfectamente definidas:

 Envuelve al globo ocular desde la línea que une la inserción anatómica de los músculos rectos (“espiral de Tillaux”), hasta el lugar de entrada del nervio óptico en la esclera. En esta capa hay dos sectores bien diferenciados: anterior o muscular y posterior o escleral.

- Zona anterior o muscular.Constituido por la “vaina muscular”, que envuelve los cuatro músculos rectos por su cara externa (orbitaria) e interna (escleral), y por la “membrana intermuscular” o “fascia intermuscular” que los une. “Vaina muscular” y “membrana intermuscular” forman una banda o cinturón peribulbar, que abraza y rodea el globo, extendiéndose desde la “espiral de Tillaux” (por delante) hasta el lugar ubicado a nivel del ecuador (por detrás), por el que emergen los cuatro músculos rectos procedentes y nacidos en el fondo de la órbita. Todo ocurre como si desde su origen orbitario los músculos oculares, en su trayecto para llegar a su inserción escleral, atravesaran la capa interna de la cápsula de Tenon no por un simple agujero sino reflejándola en forma de “dedo de guante”. Esta capa interna de la cápsula de Tenon, por su cara profunda, se encuentra en relación directa con la esclerótica, de la que queda separada por tejido celular muy fino y laxo, que facilita los movimientos del globo. La capa interna de la cápsula de Tenon, con su componente añadido, la “membrana intermuscular”, mantiene unidos los siete músculos intraorbitarios. A nivel del límite posterior de la capa interna de la cápsula de Tenon, se fusiona con la capa externa de la cápsula de Tenon, para, desde aquí, ir suavemente difuminándose conforme se dirige hacia el vértice orbitario.

- Sector posterior o escleral.

Recubre la esclerótica desde el ecuador, a nivel del lugar referido antes donde se fusionan ambas capas(interna y externa), hasta el nervio óptico.

  • Capa externa de la cápsula de Tenon

Recubre al globo ocular y a la capa interna de la cápsula de Tenon de delante atrás. Por delante, se inserta a nivel del borde corneal en íntima unión con la conjuntiva, estando en contacto directo con el tejido episcleral. Posteriormente, a partir de la “espiral de Tillaux”, esta capa externa recubre a la capa interna con la que acabará fundida a nivel del ecuador del globo ocular. Y más atrás, la cápsula de Tenon con sus dos capas fusionadas, se va difuminando poco a poco confundiéndose con la grasa orbitaria. La cara profunda de la capa externa de la cápsula de Tenon, está separada de la esclera y de la capa interna de la cápsula de Tenon por una cavidad virtual denominada “espacio de Tenon” o “espacio supraesclerótico de Schwalbe”. La cara superficial de la capa externa de la cápsula de Tenon, en su porción anterior se relaciona con la conjuntiva de la que queda aislada por un espacio ocupado por tejido celular muy laxo, por donde discurren los vasos conjuntivales. Este espacio desaparece a 3,0 mm de la córnea, donde cápsula de Tenon y conjuntiva se encuentran íntimamente adheridas en lo que se conoce con el nombre de “anillo conjuntival”. A nivel del borde de los músculos rectos, entre la “membrana intermuscular” y la capa externa de la cápsula de Tenon, se extienden los “pliegues ligamentosos de Guerin”, que en cirugía de la motilidad conocemos como “alerones de la vaina muscular”. De esta vaina, que recubre los músculos rectos horizontales, parten unas expansiones o prolongaciones fibrosas, verdaderos “ligamentos de contención”, que sirven para mantener in situ el globo ocular y controlar sus movimientos de contracción o relajación hasta determinado margen. Estos “ligamentos de contención”, además de ser agentes de moderación de los movimientos del globo, son (a juicio de Félix Terrrien, 1928) tendones de reflexión, puesto que modifican la dirección de los músculos rectos provocando su actuación como músculos reflejados por auténticas “poleas”.

BIGtheme.net Joomla 3.3 Templates